Lo que se viene

El proceso de postulación y el establecimiento de las comisiones ha iniciado y, con ello, empieza la actividad de auditoría social e institucional que un evento de tal trascendencia requiere y, especialmente, en este año en el que se elegirán desde los magistrados al Tribunal Supremo Electoral, pasando por los de las Cortes del sistema de Justicia, la Contraloría General de Cuentas de la Nación y el Ministerio Público.

Los actores más importantes del ordenamiento político y judicial del Estado serán nombrados para que sean los administradores de sus respectivas áreas y titulares de la responsabilidad del cumplimiento de la ley desde las instituciones para las que han sido nombrados.

Sin embargo es importante que recordemos a qué es a lo que vienen.  En el tema electoral, vienen ante una campaña más que anticipada y que descaradamente hace que los procesos electorales en Guatemala sean permanentes sin que exista capacidad de poder cumplir los parámetros de tiempo que existen en la ley.  Sin embargo, el proceso más importante es el de las reformas que son urgentes para modernizar el sistema en lo que, a nuestro juicio, es el talón de Aquiles del sistema de partidos políticos guatemalteco: el financiamiento que, hasta hoy, es oculto y oscuro.

Luego, tenemos el problema de un Estado que por persecución penal o por acciones de la Contraloría, debería estar catalogado como el más transparente a nivel mundial.  No hay proceso, investigación, etc., que venga a poner en tela de duda algo más que las pequeñitas denuncias contra alcaldes que, a pesar de que deben rendir cuentas ante la justicia, no serán la solución al terrible problema de la corrupción en Guatemala. ¿Qué se ha sabido de procesos en contra de concesiones dudosas como la del Puerto Quetzal? ¿Qué se ha hecho en contra de los que venden los medicamentos a cinco veces su precio para el sistema público de Salud? ¿Quién ha perseguido a los constructores que cobran por un pésimo trabajo que no cumple con los requisitos de infraestructura? Pero no solo es que no se les persiga, sino que se hacen esfuerzos monumentales para pagarles las deudas de las que, “presumimos”, alguna comisión saldría.

Y, finalmente, qué más que un sistema de impunidad y manipulación como el que hemos podido evidenciar en casos como Siekavizza, el polarizador caso de Ríos Montt o los altísimos porcentajes de esa misma “impunidad” que en buen chapín no es más que muertes, violencia, agresión, amenazas y demás sin que haya castigo por ello.  Este proceso de postulación marcará nuestro futuro.  Es lo que se viene.

MINUTERO:
Nominará la postuladora
a los que serán designados;
a ver si la aplanadora
no nos deja ya alelados

Publicado el 26 de febrero de 2014 en www.lahora.com.gt por Editorial La Hora
 http://www.lahora.com.gt/index.php/opinion/opinion/editorial/191878-lo-que-se-viene

Categories:

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *