Reacciones ante los golpes de asombro

notascuxg_jul_reacciones

Todo es culpa de Monzón, es la frase repetitiva.

No cabe duda que el tifón remueve diversos edificios, muchos de los cuales fueron construidos en formas tan sólidas que supuestamente nada les removería y ni siquiera afrontarían daños parciales. Esas construcciones eran fuertes como para resistir con facilidad todo tipo de embestidas, si alguno se atrevía a encimarse. Las estructuras funcionarían como células, capaces de multiplicarse como garantías de reproducción y ampliación de poderío. Las cosas han cambiado de rumbo; a eso responde la lógica de actuación de OPM y RB durante las primeras declaraciones por el caso Cooptación del Estado, al utilizar como estrategia “la mejor defensa es el ataque”. Cuando ya todo está perdido para ellos y quienes apostaron por semejante proyecto, deciden salir del silencio para usar lo que puede ser sus últimas municiones.

Pero la estrategia es más compleja de lo que parece. Su grupo de estado mayor, que aún es fiel a Pérez y no deciden librarse de las ataduras simbólicas para jugar a la traición, han asumido la misma posición: de poco o nada son responsables, sus vidas han sido de méritos. Todo es culpa de Monzón, es la frase repetitiva. Saben que las cartas que este y los otros colaboradores eficaces han usado son piezas claves para lo que ha salido a luz y lo que puede estar por venir. Las otrora cabezas de estructuras criminales juegan con algunas piezas del rompecabezas que según ellos, están de su lado. Creen que una porción de la ciudadanía puede comenzar a dudar si los engranajes esenciales (MP, CICIG, Monzón) son cuestionados. Se puede pensar que esa jugada es batalla perdida, pero no es fácil vencerla cuando alrededor existen otras piezas que siguen vigentes y expresan el lastre adormecido producto de las contradicciones histórico-políticas que forman el sustrato del Estado guatemalteco.

Aunque el enfrentamiento de posiciones a raíz de la “conmemoración del Día del Ejército” más parece una creación artificial que saca a relucir las posiciones irreconciliables de siempre y desvía la atención sobre los dilemas esenciales, algo si es cierto: persisten nudos que imposibilitan los escenarios transformadores, defienden lo tradicional; son fuerzas que se alimentan del conformismo y el relativismo tradicionales, que miran enemigos hasta entre las sombras. No se les puede culpar por ello, sus imaginarios de miedos, reservas y escasa racionalidad son productos sociales y culturales. Saben además, que juegan de su lado fuerzas de impunidad, que siguen controlando amplios territorios. Esas expresiones no tenían ni remota idea de los golpes de asombro que ahora aparecen de diversas formas, en varios momentos y como expresiones permanentes.

De pocos golpes las construcciones de impunidad se han venido abajo o al menos, han sufrido destrucción parcial. El campo de juego ha cambiado de plano inclinado. Allí radica el inicio del cambio de paradigma, de la injusticia como constante a la justicia como posibilidad. Varios de los implicados seguramente leyeron a Sun Tzu, quien ahora les ha jugado una mala pasada, “… lo que es de suma importancia en la guerra es atacar la estrategia del enemigo”.

Publicado por www.elperiodico.com.gt el 05 de Julio 2016 por Renzo Lautaro Rosal
http://elperiodico.com.gt/2016/07/05/opinion/reacciones-ante-los-golpes-de-asombro/

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *