Otro sopapo para el socialismo del siglo XXI

1

El socialismo del siglo XXI, en América Latina, recibió otro sopapo.  Primero recibieron su merecido el socialisismo de Maduro/Cabello/Chávez en Venezuela; luego lo recibió Cristina Kirchner en Argentina y ahora Evo Morales, en Bolivia ha recibido un revés ya que en un referéndum sobre su reelección y con el 72.5% de votos contados, el Tribunal Supremo Electoral de aquél país anunció que el No se impone con 56.5%, mientras que la opción por el Sí llega al 43.2%.  Mientras tanto Dilma Rousseff en Brasil y Michelle Bachelet en Chile están en aprietos serios debido a la corrupción.  Eso sin contar que en septiembre, aquí en Guatemala, a las opciones más socialistas y populistas les fue muy feo.

Los resultados del referendo, inesperados por el grupo que está en el poder,han elevado el nivel de tensión política en Bolivia.  En la medida en la que aquellas formas de socialismo son rechazadas en las urnas inquieta un tuit de Izquierda unida, en España, que dice: Si aspiramos a conquistar el poder sólo mediante las elecciones estamos condenados al fracaso.

Inquieta porque, ¿cuánto va a tardar el colectivismo socialista en darse cuenta de que sus magros resultados morales, sociales y económicos eventualmente conduncen al rechazo electoral por parte de la gente?…y ¿cuál será el Plan B?   Inquieta porque, por ejemplo, aquí en Guatemala sufrimos muchísimo durante casi cuatro décadas cuando el colectivismo socialista revolucionario intentó conquistar el poder por medios no electorales.  Inquieta porque la semilla antielectoral estuvo cerca de germinar durante el proceso electoral de septiembre pasado.  Por lo pronto, Morales ya la agarró contra las redes sociales; no pierdas todo esto de vista.

Por supuesto que el socialismo es una forma de colectivismo y por supuesto que siempre existe el peligro de que una forma de colectivismo sea sustituida por otra forma de colectivismo.  Por eso no está de más recordar que el fascismo, por ejemplo, es hermanito de leche del socialismo.  No son opuestos, sólo son facciones rivales.

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *