“Impresentable”

Como anillo al dedo le vino el calificativo de “impresentable” al actual gobierno, término que utilizó el Cacif para nombrarlo.

Y es que aquí todos los poderes del Estado están infectados por la corrupción. Desde el Ejecutivo, encabezado por el presidente Pérez Molina, que está a punto de ser sometido a la justicia como cualquier ciudadano común y corriente, hasta su equipo más allegado que pronto estará en las mismas. Creo que el color anaranjado les sentará muy bien para el lugar que les espera.

Por otro lado tenemos un Congreso terrible, encabezado por un prepotente presidente, que no solo no tiene la capacidad para poner orden en el Legislativo, sino que le falta liderazgo para conducir en este momento tan importante institución a su cargo. El Organismo Legislativo no ha aportado leyes que solucionen los problemas actuales. Vemos diputados vulgares, burlándose de los niños desnutridos del país. Haciendo cada quien sus diferentes trances que han denigrado a todo ese gremio.

Cerramos con un Organismo Judicial donde jueces y magistrados se visten con el traje de la impunidad y la corrupción.

La integridad moral de los funcionarios gubernamentales y también de quienes aspiran a un puesto público ha quedado al descubierto, con “pruebas” consistentes en documentos, escuchas telefónicas y videos que verdaderamente son repugnantes.

Por lo que muchos guatemaltecos temen, si es que se llega a las elecciones en 40 días, que cualquiera de los candidatos que participan hoy pueda llegar a gobernar y así continuar con este círculo vicioso vergonzoso.

Las leyes actuales protegen la corrupción y la impunidad, y por ahora los candidatos a la presidencia no llenan las expectativas que necesitamos. La mayoría de ellos son políticos corruptos, cuya esperanza sigue siendo la ignorancia del pueblo, que al final pone al presidente.

Por esta razón debe exigirse una reforma política completa, para terminar con todas las estructuras mafiosas de las que está inundado el Estado de Guatemala. Ya no se puede seguir postergando la aprobación de las reformas.

Subrayo además que la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) cuenta con el apoyo de todos los sectores del país. Con su activa labor, en el último año ha solicitado antejuicio contra diputados, alcaldes y jueces, por señalamientos en actos de corrupción, y también han investigado a altos funcionarios del Ejecutivo.

Los resultados del trabajo de la Cicig y el MP están a la vista de todos, nuestro sistema de justicia es muy débil, por ahora se necesita del acompañamiento de una institución de alto nivel, para salir adelante. A pesar de todo esto, Manuel Baldizón, en su entrevista con Fernando del Rincón, cuestiona al comisionado Iván Velásquez, una persona que cuenta con el apoyo de millones de ciudadanos guatemaltecos que reconocen su lucha contra la corrupción, el sistema de impunidad y saqueo sistemático de los fondos públicos. ¡Muy mala táctica!…, porque si ya era rechazado por la gente pensante del país, ahora hizo meditar a los que iban a votar por él. ¡Nadie quiere más de lo mismo!

Publicado el 31 de julio de 2015 en www.prensalibre.com por Brenda Sanchinelli Izeppi
http://www.prensalibre.com/opinion/impresentable

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *