Exigimos a Sierra de Stalling apego a la ley

En sus manos, en su manera de juzgar los hechos estará, aunque no lo crea, el inicio del rescate de las instituciones en Guatemala.

El día de ayer y hoy la jueza 8a. de lo Penal, Marta Sierra de Stalling está interpelando a los 17 detenidos acusados de tres delitos graves por medio de los cuales se ha dañado a todos los guatemaltecos que debieron ser los beneficiados con los resultados de una recaudación de impuestos eficiente y honrada. Todo lo contrario resultó. El presente gobierno colocó en puestos claves a sujetos que apañaran y facilitaran el contrabando, la defraudación y el contrabando aduanero. Es gente de toda su confianza y, si no de su confianza, gente muy bien recomendada por los capos que lo dirigen y se aprovechan, con manga ancha, de sus millonarios beneficios. Tan certera ha sido la redada que el secretario privado de la Vicepresidencia, uno de los enlaces más protegidos, Juan Carlos Monzón, se escapó y salió del país el día miércoles 15.

¿Para qué la pantomima? Si recordamos las más recientes declaraciones del presidente y su vicepresidenta afirmando que “no tienen nada que temer de cualquier investigación y que los rumores sobre corrupción en su gobierno son falsos”. Ante las causas de las capturas realizadas ayer, tendríamos que regresar la película y peguntarles nuevamente: ¿Si ellos, como pareja gobernante, ignoraban el funcionamiento de esa red? ¿Si apañar corruptos, pero no beneficiarse de los réditos que producen, es su estilo de gobernar? ¿O si ellos, por ser viejos amigos y hasta colegas de los tradicionales e intocables capos del contrabando, no tuvieron más que cederles el territorio para que siguiera la gran fiesta y el negocio más millonario y sin esfuerzo que un gobierno puede ceder al crimen organizado mintiendo mil veces y saqueando al pueblo.

Como pueblo despojado, como empresarios extorsionados, como comerciantes que pagan impuestos y practican el comercio honrado, como cientos de víctimas de tanto robo oficializado, como usuarios presionados para el pago de la mordida impuesta debemos recordarle a la jueza Marta Sierra de Stalling que tome en consideración también el inmenso daño persistente y descarado a los miles de personas que, en la vida cotidiana, en la realidad, en su afán de trabajar, han sido víctimas de tan incontenidos despojos.

Como dice un jurisconsulto experimentado: “En la ley cabe todo”, exigimos a la jueza asignada valor, pero valor de mujer justa, que tenga la visión y la conciencia de todo el menoscabo a la vida de los guatemaltecos que hacen el apañado contrabando y la extorsión aduanera. No aceptaremos un juicio miope sino con apego a la ley, y su consideración sobre todas la pruebas que se acompañarán a las peticiones de captura. Tampoco reconoceremos, esta vez, medidas sustitutivas, de aquellas que ponen jueces venales, cuando por un robo de millones, piden un depósito de miles de quetzales.

Los esfuerzos de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, del Ministerio Público y de la Policía Nacional Civil, de largos meses de investigación y comprobación de pruebas debieran ser justa e imparcialmente tomados en cuenta.

En sus manos, en su manera de juzgar los hechos estará, aunque no lo crea, el inicio del rescate de las instituciones en Guatemala. No tenga miedo a todas las presiones que recibirá para comprarla o para destituirla. Esta es su oportunidad de demostrar que no es una jueza sujeta a la extorsión moral y al chantaje profesional que practican todos los que se creen omnímodos en el saqueo del país y el deterioro de la vida de 14 millones de personas que lo sufren.

Publicado el 17 de abril de 2015 en www.elperiodico.com.gt por Silvia Tejeda
http://www.elperiodico.com.gt/es/20150417/opinion/11341/Exigimos-a-Sierra-de-Stalling-apego-a-la-ley.htm

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *