Diputados sinvergüenzas endeudan más al país

Qué razón tienen millones de guatemaltecos al identificar al Congreso de la República como uno de los entes más desprestigiados del país. Ese sentimiento ha sido ratificado por 84 diputados que comenzaron a aprobar el préstamo por US$237 millones (Q1,896 millones) con los que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hipotecará aún más a las actuales y futuras generaciones de nuestro sufrido pueblo.

 Pero una nebulosa rodea tal aprobación en sus diversas etapas, debido a que –como siempre– los congresistas se “saltaron las trancas” en su objetivo de interrumpir el debate por la interpelación al ministro de Cultura y Deportes, Carlos Batzín. Sucede que una resolución de la Corte de Constitucionalidad (CC) ordenó que esta fase de juicio político solo puede ser interrumpida con el respaldo de las dos terceras partes de los diputados (105 representantes), pero los patriotas y sus serviles aliados lo hicieron con tan solo 84 votos.

  Algunos de ellos siguen repitiendo como loros lo que aduce Finanzas Públicas: que si no son aprobados los préstamos, tampoco habrá dinero para pagar salarios y aguinaldo a los empleados públicos. Chantaje puro, al mejor estilo de los extorsionistas que tienen sometidos a comerciantes y empresarios. Asustan con el petate del muerto.

  Pero también continúa ganando terreno la versión de que esos 84 votos a favor del préstamo significan Q300 mil para cada diputado que apoya la iniciativa. ¡Otro jugoso aguinaldo! A los del Partido Patriota, Todos, Gana, PAN, PRI, Partido Unionista, URNG, UCN e independientes no les importa escribir un episodio más de la infamia política en la historia de Guatemala.

  De las siete bancadas parlamentarias que con 56 votos votaron en contra (Lider, UNE, Creo e independientes), la Unión Nacional de la Esperanza accionó el mismo miércoles ante la CC, y Lider lo hizo ayer, a fin de que se impidiera la segunda lectura de la iniciativa del millonario préstamo. La ilegalidad aflora, según ellos, por no haber contado con 105 votos para interrumpir el debate de la interpelación. Vulgares violadores de la ley y la Constitución.

  Y por si fuera poco, para desconsuelo de los guatemaltecos, este préstamo de US$237 millones se suma al  aprobado el 31 de octubre por US$200 millones (Q1.6 millardos) con el Banco Mundial (BM), y el de US$400 millones (Q3.2 millardos) del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) que siguen negociando. Y como vagones de tren, viene también el impresentable e irresponsable Presupuesto del Estado 2014 por más de Q70.6 milllardos, absolutamente desfinanciado, que una vez más pintará a la mayoría de congresistas como lo que son: serviles, apátridas, mercenarios de las leyes, cínicos y sinvergüenzas.

Publicado el 29 de noviembre de 2013 en www.elperiodico.com.gt por Editorial El Periódico
http://elperiodico.com.gt/es/20131129/opinion/238802/

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *