Urge una buena fiscalización de los partidos políticos

Según Mirador Electoral, los partidos políticos han invertido Q12.5 millones en diversas actividades celebradas este año, destacando que tres de ellos concentran el 79.2% de dicho gasto, utilizado en mayor medida para hacer propaganda, lo que se considera una campaña anticipada.
 

Los partidos Líder, Patriota y País son las tres agrupaciones que, en conjunto, acaparan más de las tres cuartas partes de dicha inversión realizada entre el 1 de enero y el 30 de noviembre. Sin embargo, de ellos, solamente País lo ha utilizado en actividades de proselitismo y formación (como manda la ley).

El trabajo analítico efectuado por Mirador Electoral es interesante, porque incluso hace una medición acerca de los medios utilizados, siendo la televisión el preferido, y analiza también el gasto publicitario del Gobierno, utilizado mayormente en la promoción de tres funcionarios.

Pero el caso que nos ocupa es el de los partidos. Es un hecho, según esta medición, que dos de ellos, Patriota y Líder, suman en conjunto un gasto de Q6.6 millones en propaganda, efectuada durante un período en el cual no existe convocatoria, por lo cual la propaganda está prohibida.

Estas circunstancias y tantas otras que han ocurrido en los últimos meses hacen necesario e imperativo que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) haga una férrea fiscalización de las finanzas de las instituciones partidarias.

Al momento, el TSE solo tiene acceso a los reportes financieros que las mismas agrupaciones ofrecen, sin que exista una clara herramienta que permita identificar el origen de los fondos y los principales donantes del mismo, muchos menos llevar una contabilidad fiable de lo que estas agrupaciones invierten para convencer a los votantes.

La excusa nacional ha sido y será que al dar a conocer los nombres de los financistas estos pueden ser objeto de algún atentado, pretexto amparado en la situación de violencia que viven los guatemaltecos, algo que tiene algún sustento, pero que sin embargo no debe ser razón para hacer que se cumpla la ley.

Gracias a Mirador Electoral, tenemos una medición del gasto efectuado en un año. Pero se necesita conocer el origen de los fondos que son utilizados para esas actividades, sobre todo cuando estamos a las puertas del año electoral.

El millonario gasto propagandístico es una constante y, aunque el TSE busque cómo frenarlo, este sigue y sigue, amparado en el secreto de los donantes. Es necesario, por el bien de la transparencia y el futuro del país, que exista la fiscalización a las organizaciones políticas.

Publicado el 19 de diciembre de 2014 en www.s21.com.gt por Editorial S21
http://www.s21.com.gt/editorial/2014/12/19/urge-una-buena-fiscalizacion-partidos-politicos

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *