Reformas a la Constitución merecen cambios

notascuxg_mes_nov_28-3

Publicado por el Periódico el 28 de noviembre 2016

http://elperiodico.com.gt/opinion/2016/11/28/reformas-a-la-constitucion-merecen-cambios/


La propuesta de Reformas a la Constitución Política de la República que han pasado ya en segunda lectura en el Congreso, y que contó con la oposición razonada de algunos diputados sensatos que explicaron su voto en la opinión que trasladó la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, es una oportunidad para que los diputados en el Pleno soliciten las modificaciones que sean necesarias, para no dejar vacíos oscuros que no clarifiquen los conceptos que hasta ahora quedan ambiguos.



La falta de certeza jurídica, que dejaría por ejemplo la amplitud con la que se redactó la propuesta de reforma al Artículo 203, en el cual se introduce el concepto de autoridades ancestrales indígenas para poder ejercer funciones jurisdiccionales. Esto, sin especificar el tipo de derecho que pueden aplicar y la forma en que operan quienes efectivamente son “ancestrales”, deja mucha duda sobre el ámbito de aplicación y deja puertas abiertas a mayor conflicto, como bien se ha visto en el área rural, especialmente por la falta de presencia del Estado y la nula reglamentación del Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales. Representa además una amenaza para la inversión y para las personas ladinas que viven hoy en áreas urbanas con mayorías indígenas y que no tienen idea de cómo funciona cada sistema, según la etnia y municipio al que corresponda. Lo importante en este artículo será delimitarlo lo suficiente para que la aplicación de esta medida se rija por el sometimiento voluntario de las partes y que las decisiones estén sujetas al control de constitucionalidad y convencionalidad.

Otra falla de consistencia con la forma en que se llevaron a cabo las mesas de diálogo en preparación de la iniciativa de Reforma, es que se iba a tratar de llevar solo aquellos temas sobre los cuales había existido discusión. Esto no fue el caso de las modificaciones que se están planteando al Acuerdo 205 sobre garantías y principios del Sistema de Administración de Justicia, en el cual se introduce tendenciosamente el concepto de equidad. Es importante que los diputados comprendan lo negativo y perverso que esta palabra puede ser, especialmente para garantizar certeza. Con ello, se rompe el principio de seguridad jurídica y se limita a que lo previsto como resoluciones y penas sobre las cuales se basa el derecho, ahora quedaría a la discrecionalidad del juez.

Por último tenemos que reformar el Artículo 209. Sería muy oportuno por ejemplo, que el Presidente de la Corte Suprema de Justicia sea la persona que lo coordine. Si los diputados no toman en cuenta los cambios, probablemente perderemos una gran oportunidad para fortalecer la justicia.

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *